20 Julio 2002

Enrique Pacheco Garrido

 

Aparatosa cogida con gran revuelo de público al torear el quinto novillo.

Sufre poli contusiones especialmente en tórax y cráneo con gran dolor toráxico que le dificulta la respiración y le impide movimiento.

Se explora en UVI Móvil. y con posterioridad se revisa en enfermería y se remite a Hospital comarcal de Río Tinto para estudio traumatológico y neurológico.

Epistaxis nasal.

Sensorio conservado.

Mejoría franca en el traslado al hospital.

Estos cuadros por su aparatosidad hacen recelar al mas pintado de los especialistas; pero en un lugar que no sea un hospital reglado poco se puede hacer ya que es indispensable efectuar seguimiento radiológico, RNM, Tac o pruebas diversas para controlar la evolución del cuadro clínico.

Siempre hay que pensar en los cuadros neurológicos tardíos, que pueden ser muy importantes.

Los toreros no suelen dar importancia a estos asuntos y no es raro verlos poco después, sentados en la barra de un bar;  sin tener idea de lo que se están jugando.

 

 

Pronóstico Reservado.

 

 

 

Atrás