Ruben Marín
   

    Agosto 2 de 2007 Cornada en Sedal.

    Toreando en las cercanías de Jerez en la Finca Tesorito sufre la cogida de una vaca cuatreña.

Le infiere una cornada en sedal al darle un pase de pecho con la diestra

    Una cornada de este tipo es aquella en la que asta del animal entra y sale ocasionando dos orificios.en lugar del orificio único habitual.

    En este caso provoca una trayectoria de 15 cm. transversal al eje del muslo derecho y otra de 8 - 10 cm. de trayectoria ascendente que exploramos en la cura que practicamos al diestro.

    No disponemos del parte de quirófano del Hospital de Jerez y según manifiesta el paciente solo estarán afectados la capa cutanea y el tejido celular subcutáneo. No podemos explorar la herida en profundidad por razones obvias; por lo que procedemos a la cura correspondiente con exploración parcial.

    La herida y el drenaje de Penrrose, que como vemos en la imagen tiene vista por ambos extremos, tienen buen aspecto.

    El torero no presenta fiebre ni dolor excesivo, aunque sí, molestias a la deambulación.

    Los apósitos muestran el exudado supurativo típico del segundo día tras la cornada.

    Debe permanecer en reposo, mantener curas diarias y continuar el tratamiento con Augmentine y voltarén comp.

    Se inicia la retirada del drenaje.

    Próxima revisión y cura en 24 horas.

    Pronóstico Reservado.

.  
.  
.  
.  
.